Noticias

 

El Ayuntamiento de Güeñes ha cerrado el ejercicio económico de 2012 en positivo con un presupuesto que se estableció definitivamente en 9,16 millones de euros y del que tras su liquidación se ha obtenido un remanente de tesorería de 308.502 euros.

Desde el Área Municipal de Intervención se ha emitido un informe sobre la liquidación presupuestaria de 2012 en el que se destaca que el grado de ejecución del capítulo de gastos del presupuesto es muy alto, un 94,89%, casi 10 puntos superior al ejercicio anterior. Cabe desatacar que el presupuesto 2012 fue elaborado en un entorno de menores ingresos lo que hizo necesario continuar con el control de los gatos que se centró principalmente en una disminución de las inversiones con el propósito de mantener los servicios a los vecinos.

Un objetivo, que a pesar de dificultades como el incremento del IVA y del IPC, (que no se trasladó al precio de los servicios), la disminución de las subvenciones de otras administraciones y una nueva liquidación negativa del Fondo Foral Udalkutxa correspondiente al ejercicio 2011, se ha conseguido cumplir.

Por este motivo y dadas las favorables condiciones en las que se encontraba el Ayuntamiento de Güeñes a finales de 2012 se tomó la decisión de destinar parte del ahorro acumulado a eliminar la deuda pendiente con Diputación con el fin de afrontar el futuro libre de cargas. En cifras, se han amortizado los prestamos vigentes de acuerdo con los cuadros fijos de amortización y una cantidad adicional de 68.696,17€ en concepto de medida de control del déficit. Además, se ha devuelto la cantidad de 440.004,58€ correspondiente a las dos terceras partes de la liquidación negativa de Udalkutxa 2009, toda la liquidación negativa de 2011: 176.737,49€ y se ha previsto la cantidad de 146.782 € en concepto de posible liquidación negativa de Udalkutxa 2012. En total se ha amortizado una deuda por importe de 904.915,20 €.

Una situación económica favorable que también se refleja en el esfuerzo realizado por adaptar el período de pago al legalmente establecido en 40 días, que en la mayoría de los casos se mejora acercándose a la media de 30 días de plazo en el pago de facturas.

A este respecto, la deuda viva con las entidades financieras al cierre de 2012 asciende a 659.293,06 euros, lo que supone 99,89€ por vecino y equivale a menos del 2% de los ingresos corrientes obtenidos anualmente por el Ayuntamiento. Por el contrario, el Ayuntamiento ha cobrado el 93% de las facturas emitidas, lo que establece que existe un escaso 7% de morosidad.

En este complicado escenario económico el Ayuntamiento ha mantenido la práctica totalidad de los servicios ofertados, ha atendido todos los casos de Ayuda a Domicilio y Dependencia y ha realizado mejoras en las instalaciones básicas.

Con todo esto, el Ayuntamiento de Güeñes ha conseguido cerrar en positivo con un remanente de tesorería de 308.502 euros, que de acuerdo con la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, cuya reforma está en estos momentos en tramitación parlamentaria, debería destinar a amortizar deuda.

Tras la liquidación del ejercicio 2012, el Ayuntamiento de Güeñes ha optado por poner los contadores a cero, aplicar el ahorro de los ejercicios precedentes a eliminar las cargas de los ejercicios futuros y empezar el ejercicio 2013 con una deuda asumible y un superávit que permita atender los pagos en un plazo razonable y con recursos suficientes para atender los servicios y mantener las infraestructuras.