Noticias

 

La Policía Municipal y la Ertzaintza nos ofrecen una serie de consejos para disfrutar del período estival sin llevarnos ningún sobresalto.

Las recomendaciones van dirigidas a reforzar la seguridad tanto en las viviendas, como durante el transcurso de los viajes y en las estancias estivales.

Prevención de robos en viviendas:

  • Cerrar siempre la puerta con llave para evitar que puedan acceder a la misma mediante una tarjeta de plástico, radiografía o similar.
  • Evitar comentar públicamente las fechas de las vacaciones.
  • Aparentar que la vivienda sigue habitada. Para ello se aconseja que alguien retire la correspondencia, desviar el teléfono fijo al móvil,  desconectar el contestador automático o dejar algunas persianas entreabiertas.
  • Mantener los objetos de valor protegidos e identificados (no dejar joyas u otros objetos valiosos en la vivienda y tenerlos todos fotografiados y con su marca, modelo y número de serie anotados)
  • Si al regreso se observa que se ha producido un robo evitar entrar al domicilio hasta la llegada de la Ertzaintza. Si se ve la necesidad de hacerlo, no toque los objetos manipulados por los ladrones.

Prevención durante el viaje:
Una vez planificado el viaje, se deben tener en cuenta una serie de recomendaciones básicas, tanto en estaciones y aeropuertos como en carretera.

  • Llevar separados el dinero y la documentación personal.
  • Evitar llevar cantidades importantes de dinero.
  • Apartar y guardad en lugar seguro una cantidad de dinero para emergencias.
  • En aeropuertos y estaciones, no perder de vista las pertenencias. No aceptar transportar efectos personales, regalos o paquetes de otras personas y no facturar equipajes de otros.
  • En la carretera, evitar para los descansos los lugares poco concurridos. No dejar objetos de valor a la vista en los vehículos. Actuar con mucha cautela ante señas de parar el coche hechas por otros conductores.

Prevención en los destinos de vacaciones:

  • Estacionar el coche junto al hotel o apartamento.
  • No descuidar los efectos personales y depositar los objetos de valor en la caja fuerte del hotel.
  • No descuidar las pertenencias y no confiarlas a desconocidos.
  • Especial atención a posibles hurtos en aglomeraciones de personas.