Noticias

 

En los últimos meses, los vecinos del núcleo urbano de Güeñes vienen soportando molestias traducidas en contaminación acústica y emisión de humos, polvo en suspensión y hollín procedente de la fábrica de la empresa GLEFARAN ubicada en Aranguren.

Dichas molestias se han trasladado en forma de quejas al Ayuntamiento de Güeñes en las que se pone de manifiesto la preocupación de sus habitantes por los posibles riesgos para la salud que puedan provocar dichas emisiones.

Por tal motivo, en la pasada Junta de Gobierno Local, se aprobó dar traslado al Departamento de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno Vasco, Viceconsejería de Medio Ambiente, Dirección de Administración Ambiental, de los escritos que han llegado al Consistorio por las personas afectadas por ser la autoridad competente en esta materia.

Departamento con el que el Ayuntamiento de Güeñes se ha puesto en contacto en varias ocasiones desde el inicio de las molestias para dar cuenta de la situación. Tal es así, que a comienzos del presente mes han estado en el entorno de la empresa técnicos de Emergencias del Gobierno Vasco para conocer de primera mano la situación.

Las quejas vecinales también se han trasladado a la empresa GLEFARAN para su conocimiento y efectos oportunos.

Así mismo, y para mayor garantía, desde el Ayuntamiento de Güeñes se ha solicitado a la Dirección de Administración Ambiental de la Viceconsejería de Medio Ambiente del Departamento de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno Vasco, la instalación de una unidad móvil de medición de la calidad del aire, en la zona de la Perenal, con el objeto de controlar las emisiones procedentes de la fábrica GLEFARAN ubicada en Aranguren, en las antiguas instalaciones de Pastguren.