Noticias

 

El próximo lunes 17 de febrero se abrirá al público la piscina cubierta de Sodupe.

El proceso de reconstrucción de la cubierta de la piscina dio comienzo a finales de octubre una vez concluido el desmontado total de la estructura de la que sólo se mantuvieron las vigas principales. Las obras han consistido en la sustitución de toda la cubierta y se ha puesto un nuevo sistema de ventilación.

Las previsiones del Ayuntamiento eran abrir la piscina a comienzos de febrero, si bien la climatología ha determinado el ritmo de trabajo obligando a retrasar la apertura a la semana que viene.

Aunque desde el próximo lunes 17 de febrero se podrá utilizar la piscina, los cursos municipales de natación se retomarán el 24 de febrero por cuestiones de organización.

Desperfectos en la cubierta que obligaron a su reparación integral

Desde la aparición de los desperfectos en la cubierta de la piscina municipal en el mes de septiembre de 2018, el Consistorio encargó la redacción de un informe pericial de la estructura en el que se estableciera la realidad de la situación, para posteriormente encargar la redacción del proyecto de construcción.

Dicho informe pericial determinó que la cubierta en su estado no era susceptible de ser reparada parcialmente, siendo obligado su total desmontado y reconstrucción, ya que se observó la aparición de signos evidentes de riesgo de nuevos desprendimientos y aumento de las infiltraciones.

Se evidenció que los daños y signos de progreso de la degradación de la cubierta se extendían a lo largo de toda la superficie.

Los problemas detectados, superaban las reparaciones necesarias previstas en el mes de septiembre de 2018 por el Ayuntamiento y cuyo coste corrían a cargo de los diseñadores de obra tal y como establece la sentencia del Juzgado de Primera Instancia, en el que los condenan a abonar la cantidad de 162.000€.

Por ello, el Ayuntamiento ha tenido que habilitar una partida presupuestaria extraordinaria para poder ejecutar la obra.

El proyecto de renovación de la cobertura del edificio ha tenido presente las especiales condiciones del ambiente interno, las necesidades propias de correcto funcionamiento del sistema elegido y la facilidad de mantenimiento.

La adjudicación se ha llevado a cabo en septiembre de 2019, en un segundo proceso de selección, al quedar el primer concurso de adjudicación desierto por no entregar las empresas que se presentaron la documentación técnica necesaria. En esta segunda mesa de contratación, las empresas concurrentes aportaron toda la información requerida en el pliego de cláusulas que acredita su cualificación para poder ejecutar la obra.

Las labores de desmontado total de la cubierta de la piscina y su reconstrucción íntegra iniciadas a finales de octubre de 2019, al no ser susceptible de repararse parcialmente, han supuesto una inversión necesaria para llevarse a cabo de 259.000€.