Noticias

 

El Ayuntamiento de Güeñes en sesión plenaria, con los votos a favor de PNV, PSE y Podemos y el voto en contra de EH Bildu, ha dado luz verde a los presupuestos presentados para el ejercicio del 2021.

Unas cuentas que se han confeccionado para poder abordar el complicado ejercicio 2021 que se presenta y que vendrá marcado por la crisis sanitaria provocada por el Covid 19 y sus consecuencias económicas. El presupuesto permitirá seguir afrontando las necesidades de la ciudadanía, manteniendo los servicios municipales, ayudando a las personas que más lo necesitan, apoyando la actividad económica municipal, ayudando a crear empleo y destinando inversión para la mejora de los barrios.

El presupuesto para 2021 supera la barrera de los 8 millones de euros, hasta los 8.053.660,26 euros. Algo más de un millón de euros más que en el presente ejercicio (1.031.543,79 €). “Va a ser el presupuesto de las políticas públicas, de los vecinos y vecinas del municipio de Güeñes, formulado para dar una respuesta activa a los retos más importantes identificados por el Equipo de Gobierno”, ha explicado Juan Andrés Iragorri durante la presentación de las cuentas en el pleno municipal.

Dichos retos consisten en minimizar los efectos de la pandemia provocada por el Covid 19 en los sectores económicos más afectados y las personas que resulten más vulnerables; mantener el bienestar social, teniendo para ello en el centro de las políticas municipales a las personas y su calidad de vida, los servicios públicos y el empleo; y favorecer el equilibrio entre barrios, para lo cual se incrementa la inversión en actuaciones de mejora urbanística, accesibilidad y movilidad en todo el municipio. Juan Andrés Iragorri ha destacado que se trata de un presupuesto “realista, riguroso, adaptado a la realidad y sostenible”.

Realista en el sentido que se desarrollarán todos los proyectos establecidos a partir de “unas cuentas saneadas como las que tiene el Ayuntamiento de Güeñes fruto del trabajo y rigurosidad de todos estos años. Es nuestra intención cerrar el ejercicio 2021 con el mismo buen hacer”, ha explicado Iragorri.

La base es la rigurosidad con la que se ha confeccionado el presupuesto, a partir de un análisis exhaustivo de los gastos corrientes y con el objetivo de adaptar su cuantía a los menores ingresos disponibles sin que se vean afectados los servicios que presta el Consistorio. “La estimación de los ingresos se ha realizado siguiendo un criterio de prudencia, sin incrementar impuestos y considerando un escenario de importante afectación de la pandemia a las actividades económicas y a algunas actividades municipales”.

Por lo que las cuentas municipales se adaptan a la realidad al ser unas previsiones económicas válidas incluso para un escenario más adverso que el previsto y sostenibles al financiar el capítulo de inversiones única y exclusivamente con las subvenciones y un préstamo al que ha recurrido el Consistorio que supone el 76% de dicha inversión. Iragorri ha aclarado que “no se recurre al endeudamiento para sufragar gastos sino para financiar inversiones que estarán a disposición de la ciudadanía durante varias décadas. Se trata de una decisión sostenible desde un punto de vista financiero que permite acometer inversiones necesarias sin incrementar la presión fiscal sobre la ciudadanía”.

En el capítulo de gastos e inversión, se contempla incrementar las actuaciones en los barrios a través de inversión pública municipal con 1,2 millones de euros y otros 2,8 M € en servicios públicos básicos.

En materia de Acción Social destaca la aportación extraordinaria municipal de 30.000 € a los 90.518 € de las Ayudas de Emergencia Social provenientes del Gobierno Vasco, la creación de un fondo de acciones y convenios de apoyo social COVID de 21.000 €, la aportación de 130.000 € procedentes del GIZARTEKUTZA destinados al servicio de ayuda domiciliaria para los grados 1 y la trabajadora social, una partida de 67.461 € para la ayuda de dependencia para los grados 2 y 3; 25.269,89 € para alojamiento residencial y ayuda al cuidador, 10.000 € para ayudas a familias sin recursos, 18.000 € para los programas de alimentos, 37.600€ para el servicio de prevención de adicciones e intervención socio-educativa, 48.000 € para el mantenimiento de los centros de salud y 21.200 € para los programas de igualdad.

En lo referente a Bienestar y Economía, teniendo siempre en el centro de las políticas municipales a las personas y su calidad de vida, los servicios públicos y el empleo, destaca una partida de 210.891,42 € destinada al fomento del empleo, se invertirán 2.454.553,39 € en los servicios públicos básicos como alumbrado, 

limpieza viaria y jardinería, cementerios, saneamiento, obras y servicios y urbanismo en general, en seguridad ciudadana se invertirán 547.321,40 €, en el fomento de la cultura, fiestas, deporte y euskera 1.978.188,17 €, en el fomento de la actividad en juventud 131.250,59 €, en la Tercer Edad 72.489,12 €, en el mantenimiento de los centros de educación un total de 281.900,38 € y 344.868,61€ en medio ambiente.

Entre los proyectos dirigidos a favorecer el equilibrio entre barrios con actuaciones dirigidas a la mejora urbanística, accesibilidad y movilidad destaca, el alumbrado público, la reposición de redes de saneamiento en Arangoiti, la habilitación de nuevos aparcamientos en Zaramillo, mejora de seguridad en aceras como Andra Mari, creación de nuevas áreas de calistenia, mejoras y reformas en espacios públicos, la puesta en marcha del ascensor en Elubarri, la reposición del tejado de las escuelas de La Quadra, mejoras del mobiliario en instalaciones deportivas y adecuación de la comisaría, del nuevo centro de juventud Gugaz y del Hogar de Jubilados de Güeñes.

Participación ciudadana en la elaboración de los presupuestos
Para la confección del proyecto del presupuesto que presenta el Ayuntamiento, se ha tenido en cuenta las aportaciones de la población recogidas a través de un proceso de participación ciudadana desarrollado durante el mes de noviembre. A través de dicha consulta, la ciudadanía ha realizado sus aportaciones.

Una vez se realizó el recuento de las votaciones y las ponderaciones correspondientes de las propuestas, las iniciativas elegidas por la población han sido las siguientes:

- Eliminación de obstáculos de cemento en el parque infantil de la Herriko Plaza de Sodupe.

- Instalación de una señal de prohibido subir en coche al Mendiona excepto vecinos/as y vehículos autorizados.

- Instalación de un espejo en la curva del barrio Astobitza.

- Habilitación de un aparcamiento en Zaramillo.

- Mejora lumínica del municipio.

- Creación de una página web para comerciantes y hosteleros de Güeñes.

Junto con estas actuaciones, se han retomado las resultantes de la campaña de participación ciudadana para los presupuestos de 2020 que se tuvieron que aplazar por la pandemia.