Noticias

 

En relación a la situación en la que se encuentran los servicios de juventud, cultura y deporte del municipio de Güeñes, desde el Ayuntamiento se quieren hacer las siguientes puntualizaciones con respecto a la empresa gestora BASORI, SL., al conflicto laboral que mantiene su personal y a la prestación de los servicios de juventud, culturales y deportivos.

Con respecto al contrato de gestión de los mismos, el Ayuntamiento quiere señalar:

  • Que el contrato actual es resultado de una prórroga de dos años acordada en mayo de 2016 entre la empresa gestora y el Ayuntamiento y que fue aprobado expresamente por el Pleno Municipal del 30 de mayo de 2016.  Así lo atestigua la documentación oficial del expediente.
  • Que es cierto que, al trasladar la prórroga del acuerdo al documento para su firma, se cometió una errata indicando que la prórroga era hasta el 2020. Pero toda la documentación adjunta al contrato (certificado del acuerdo del Pleno Municipal y las comunicaciones entre el Ayuntamiento y BASORI, SL.) demuestran que la prórroga finalizaba en noviembre de 2018. Esta situación se aclaró con la empresa en conversaciones mantenidas con sus representantes y, oficialmente con la comunicación del acuerdo del Pleno Municipal de 26 de febrero de 2018 por el que se renuncia a una segunda prórroga de dos años.  
  • Que, por lo tanto, no se ha revocado ni anulado por parte del Ayuntamiento una segunda prórroga, simplemente no se ha ejercido la posibilidad de acordarla.
  • Que, según consta, en la clausula 4-B) del pliego de cláusulas administrativas del contrato que vincula al Ayuntamiento y a la empresa gestora de los servicios, “con independencia del plazo de finalización del contrato -2 de noviembre de 2018- y dado el carácter público del servicio que impone su prestación continuada, si a la terminación del plazo de ejecución del contrato el Ayuntamiento no hubiera concluido el proceso para otorgar de nuevo la gestión indirecta del servicio o el proceso para asumir la gestión directa, el adjudicatario vendrá obligado a continuar con la prestación de todos los servicios contratados con los medios existentes hasta que el Ayuntamiento concluya dicho proceso, con el límite máximo de 6 meses”.  
  • Y que, por lo tanto, es la decisión de la empresa BASORI, SL. de dejar de prestar sus servicios al Ayuntamiento por las razones que sólo a ellos competen lo que hace imposible ofrecer los servicios de juventud, cultura y deporte con normalidad.

Con respecto a la huelga del personal de BASORI, SL:

  • Que, al Ayuntamiento, el personal, en ningún momento le ha planteado demandas relacionadas con las condiciones de trabajo o los convenios colectivos que regulan sus condiciones; todas sus demandas están relacionadas con la garantía del mantenimiento de sus puestos de trabajo.
  • Que, en todas las reuniones mantenidas con el personal, se ha explicado que su continuidad está garantizada por dos vías, en primer lugar, porque los convenios a los que están sujetos y que son de aplicación – convenio de Locales y Campos Deportivos  y convenio Gizardatz de inserción social – contemplan la subrogación obligatoria del personal; y en segundo lugar, porque los pliegos elaborados por el Ayuntamiento para adjudicar de nuevo el servicio contempla todos y cada uno de los puestos de trabajo existentes en estos momentos.
  • Que han sido numerosas las reuniones mantenidas con los y las representantes del personal de BASORI, SL. y con los propios trabajadores y trabajadoras de forma individual o en grupo, como el viernes 11, antes de la celebración de las asambleas.
  • Que se ha atendido a todas las peticiones de reunión del personal, y que la única reunión que no pudo llegar a celebrase fue la convocada por el Ayuntamiento para el lunes 17, -primer día de huelga-, y a la que fueron invitados los y las trabajadoras que ese mismo día dejaban de trabajar obligando al Ayuntamiento al cese de las actividades de juventud, cultura y deporte. Esa convocatoria se realizó en esos términos por razones de urgencia, y se informó de la intención de hacer una posterior con el resto, con los y las monitoras de los cursos municipales.  El personal declinó la invitación y, en su lugar, se celebró un breve encuentro con los representantes sindicales.
  • Y que, a día de hoy, el Ayuntamiento sigue dispuesto a mantener las reuniones que sea necesario para ayudar a solucionar el conflicto actual.

Con respecto a la prestación de los servicios de juventud, culturales y deportivos.

  • Que el Ayuntamiento respeta el derecho de los y las trabajadoras y utilizar los instrumentos que la legislación pone a su disposición para defender sus derechos, entre ellos el derecho a la huelga, aunque eso afecte a la prestación de servicios públicos.
  • Que, en función de ese respeto, el Ayuntamiento no va a realizar ninguna acción para tratar de sortear la huelga y abrir esos servicios públicos mientras el contrato con BASORI, SL. se mantenga en vigor.
  • Y que una vez desvinculado de ese contrato, el Ayuntamiento tiene la obligación de prestar los servicios municipales, con sus propios medios y personal, hasta la adjudicación del contrato a una nueva empresa.